Terapia para los Celos

Written by Ruben Espinoza

agosto 23, 2019

Los celos pueden parecer inofensivos, graciosos, hasta novelescos, pero al primer descuido corremos el riesgo de experimentar algo muy perjudicial para nuestras vidas. En primera instancia, porque los celos pueden llegar al punto de interferir en nuestro trabajo, en nuestro circulo social y en nuestras relaciones familiares. Y en segundo lugar, porque los celos contaminan el clima de la relación de pareja. Una pareja con actitud celotípica (intoxicada de celos) puede llegar a desarrollar comportamientos de agresividad, disputas verbales, sentimientos de inseguridad emocional intensa, problemas en el desempeño laboral o académico, mal humor en el ambiente familiar, disgusto consigo mismo y sobre todo, sentir que su relación es asfixiante y opresiva. Todo esto genera un coctel de emociones, sentimientos y comportamientos que pueden desencadenar un problema muy serio y dañino. Por otra parte, es conocida una falsa creencia, algo distorsionada, que más o menos se manifiesta así: “si él me cela es porque está enamorado de mí” o “si ella me cela es porque le gusto mucho”. Este pensamiento distorsionado puede engendrar, a su vez, otros pensamientos deformados como los siguientes: “como los celos son una forma de probar que mi pareja está verdaderamente enamorada de mí entonces le sacaré celos adrede” y se entra en un juego tóxico, que lleva a una especie de “batalla de celos calculados”. Ambos se empiezan a sacar celos utilizando a personajes como los amigos del centro de estudios, las amigas del trabajo, los mejores amigos, hasta los jefes, otros más virtuales intencionalmente dan likes o siguen a personas en redes sociales para que su pareja vea, creyendo que así van a confirmar el amor y el interés que sienten por ellos, cuando en realidad es el comienzo del declive de la relación y además, un indicador de que algo no va muy bien en la personalidad de quien actúa y piensa de tal forma.

Cabe recalcar que es imposible que alguien no sienta celos, dada nuestra naturaleza humana. Puede haber celos tiernos e incluso chistosos, pero estos celos que nos arriesgamos a calificar de “tiernos y chistosos” lo son siempre y cuando las dosis de celos sean bajas y sobre todo en personas que hayan desarrollado un cierto grado de madurez y estabilidad emocional. Incluso pueden ser utilizados inteligentemente para darle pasión y coqueteo a la relación. Una dosis de celos bien utilizada puede llevar a un momento de pasión e intimidad no previsto. La díada amorosa debe ser astuta frente a este fenómeno de nuestra naturaleza tan humana. Podríamos estar hablando en este caso de celos constructivos, distintos de los celos enfermizos y patológicos que conducen a la ruina y el perjuicio. Es así que, una efectiva terapia para los celos con un especialista que trate la celotipia podría aclarar satisfactoriamente el panorama en la pareja y brindar una asistencia adecuada para cada caso y así llegar a un desenlace favorable en este fenómeno tan común en los seres humanos.

¿Por qué se dan los celos?

Las causas de los celos son diversas, hablar de ellos es hablar de un fenómeno multicausal. En primer lugar debemos tener en claro que los celos son algo inherente a la naturaleza humana y que el problema de los celos en realidad es un problema de intensidad y persistencia. Los daños y perjuicios en los miembros de una relación de pareja aparecen cuando los celos no tienen el nivel adecuado y cuando persisten en el tiempo, llegando a ser compulsivos (repetidos e insistentes) y desbordantes (de intensidad exagerada).

Además de la diversidad de motivos por los cuales aparecen los celos, hay dos motivos que podemos considerar de especial importancia: la baja autoestima y la tendencia a desconfiar de los demás. Una persona con problemas de autoestima se siente insegura, con “desventaja” en comparación de otros, no cree en su propio valor y como alguna vez se ha escuchado decir a alguien: “soy poca cosa para él/ella”. Es así que aparecen actitudes compensatorias como asumir un comportamiento vigilante o hipervigilante hacia la pareja, mantener una comunicación omnipresente y desmesurada, teniendo una atención selectiva hacia esa persona y dejando de lado a sus seres queridos y amigos, incluso responsabilidades y pasatiempos. Un caso como este requiere de atención especializada tanto del especialista de terapia para los celos como de un especialista de psicoterapia personal que trate la autoimagen y autoestima. Asimismo, la tendencia a desconfiar en los otros es un rasgo que se puede presentar en la manera de ser de sujetos que no han desarrollado una personalidad sólida y que, por ende, al tener pareja, asumen actitudes de desconfianza y suspicacia. Apareciendo las clásicas preguntas al estilo interrogatorio, pudiendo llegar a ser incómodas y sofocantes, dada la manera y la intención del proceder del que está preguntando. También pueden haber casos específicos en los que estas tendencias se den en contextos de personas con tendencias de personalidad paranoide (estilo de personalidad que consiste en ser exageradamente desconfiado y suspicaz de las demás personas), en estos casos el trabajo de terapia de parejas, terapia personal y terapia para los celos deben accionar conjuntamente. En esa línea, como vamos viendo, el origen de los celos es múltiple y requiere de intervención profesional.

Por último, consideramos importante señalar algunas causas más de los celos, ellas son: la atención selectiva en la pareja y la reacción de los miembros de la pareja frente a los celos. Respecto al primer punto, se sabe que una persona inmersa en celos persistentes, tóxicos y patológicos desarrolla como parte de sus comportamientos una atención desmedida hacia su pareja. Es constructivo para una relación el que se dé tiempo para verse y compartir. Sin embargo, cuando este tiempo de entrega es desproporcionado con el tiempo que damos a familiares, amigos y responsabilidades en general tenemos que detenernos a evaluar si estamos tomando la ruta adecuada. Podemos caer en la dependencia emocional o en el boicoteo de nuestras actividades sociales y familiares. Por otro lado, el estilo de reacción de los miembros de la pareja frente a los celos juega un papel decisivo en el desarrollo de este acontecimiento. Hay personas que reaccionan burlándose, generando más inseguridad e incomodidad, hay otros que reaccionan ofendiéndose, actitud que puede llevar a una disputa verbal o al sentimiento de culpa, hay quienes reaccionan sacando más celos, lo que empeorar la relación y la deteriora, además de evidenciar la inmadurez de la pareja, así como también hay personas que reaccionan indiferentes sin prestar la menor preocupación por los sentimientos de su pareja. Como hemos citado, este punto es importante y se debe trabajar desde una perspectiva comunicacional, para a fin de cuentas lograr una adecuada interacción en el dúo amoroso y sobre todo para darle una solución pertinente a estar problemática humana.

¿Cómo funciona el tratamiento para la celotipia?

La terapia para la celotipia se va a basar en tres puntos básicos: el trabajo personal sobre la autoestima de los miembros de la pareja, sobre el estilo de comunicación de la pareja y sobre los pensamientos y creencias distorsionadas en el vínculo amoroso. En el primer punto, el especialista va a enfocarse en tratar el autoconcepto personal, la autoimagen y la autovaloración de la persona con la finalidad de fortalecer la autoestima. Hará un mapeo general sobre estos puntos y se enfocará en trabajarlos a través de ejercicios de autoconocimiento, toma de consciencia y motivación con miras a conseguir que el cliente logre una confianza en sí mismo que le permita relacionarse de manera autónoma y saludable. Además, el profesional de la terapia para los celos se encargará de ayudar a que la pareja note su estilo de comunicación, para así plantear formas de comunicación asertiva que permitan un intercambio comunicacional claro, eficaz y respetuoso; esto será reforzado con ejercicios planteados a lo largo de las sesiones. Finalmente, el terapeuta mediará para que los miembros de la relación identifiquen pensamientos y creencias irracionales que boicotean e intoxiquen la relación, los cuales serán replanteados, cuestionados y renovados a través de ejercicios terapéuticos que permitan el desarrollo de una adecuada higiene mental.

Articulos Relacionados.

Terapia para parejas tóxicas

Terapia para parejas tóxicas

Durante la terapia de pareja se piden muchos consejos generales para desintoxicar su relación o llevar el vínculo a otro nivel dado que en la actualidad las relaciones de pareja han alcanzado un nivel de toxicidad de manera creciente . Basándonos en las estadísticas 7 de cada 10 parejas se separan, hablamos de una cifra que llega al 70% y es inevitable preguntarnos cuál es la causa y cuáles son los consejos que se le daría a una pareja toxica en terapia.

Terapias para la ansiedad

Terapias para la ansiedad

La ansiedad es producto de una sobreactivacion, es un descontrol tanto de nuestro pensamiento como de nuestro cuerpo. Por lo que presentamos técnicas para ejercer control en el descontrol para provocar un estado de simbiosis y de paz. Es evidente que la cura para el descontrol es el control.

Relación Tormentosa

Relación Tormentosa

una relación tormentosa es sinónimo de un poco conocimiento interpersonal de ambas partes, dado que es la exposición pura de comportamientos automáticos negativos de ambos en una simbiosis melódica que desencadena en su efecto un malestar general para los dos integrantes de la relacion

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?