Farmacología VS Psicoterapia

Written by Ruben Espinoza

julio 21, 2019

El fármaco es la salida rápida, el atajo, la ruta práctica. Es usual que frente a una dolencia optemos por la pastilla (por ejemplo, cuando hay dolor de cabeza). Sin embargo, ¿en verdad la pastilla es la mejor opción? ¿Realmente termina con mi problema? ¿Desaparecer la dolencia es el camino correcto? ¿La farmacología es la mejor ruta? ¿Existen otras rutas?
Pongamos de ejemplo la fiebre. Cuando tengo una infección intestinal uno de los síntomas es la fiebre. Esta funciona como señal de que algo no marcha bien en mi organismo (la infección). Si no hubiera tenido fiebre o algún otro síntoma hubiera sido poco probable que haya tomado consciencia del mal estado de mi organismo. Y al no tener consciencia de ello pongo en peligro mi salud, puesto que no tendría cuidado de ella debido a que ignoro qué ocurre. Hay múltiples casos de muerte en gente asintomática (que no suelen presentar síntomas); en estas personas haber sentido un poco de dolor hubiera sido la alarma adecuada para acudir al médico. El síntoma salva, pues es una señal, un registro, un indicador de que algo no va bien.
Ahora, en vez de fiebre hablemos de estrés. Cuando he tenido un dolor de cabeza fuerte, cercano a la migraña hay quienes optan por solucionarlo a través de un fármaco. “Con una pastilla se me pasa”, cuando en realidad la pastilla solo adormece y elimina la posibilidad de darnos cuenta que ese dolor de cabeza es una señal de algo más profundo. El dolor de cabeza no es gratuito, pues tiene una causa. ¿Cuál? Tal vez su origen es emocional, quizá es estrés. ¿Qué ocurriría si eliminara mi dolor de cabeza con una pastilla? Lo primero que pasaría sería acabar con el dolor temporalmente, pero al cabo de un tiempo reaparece. La pastilla es un paliativo y en el peor de los casos es un placebo (algo con efecto sugestivo e ilusorio). Entonces, ¿realmente tomando una píldora puedo acabar con el verdadero problema? No, solo lo freno por un periodo corto de tiempo, basta que aparezca otra situación de estrés y vuelva a dolerme la cabeza para entonces recurrir a otra pastilla y así sucesivamente, sin darme cuenta termino convirtiéndome en el cliente preferido de las farmacias, automedicándome, y peor aún, acostumbrándome a solucionar todo con una inofensiva píldora. Es como lo planteamos al inicio: la ruta práctica, el atajo.
La pastilla no soluciona el verdadero problema. Solo lo calma, lo atenúa. Es como en el caso del niño que llora constantemente y se le regala un dulce para que deje de llorar. Sin embargo, al cabo que se acaba el dulce, el niño vuelve a llorar. Exactamente lo mismo pasa con la pastilla, al cabo que se acaba el efecto de la pastilla el cuerpo volverá a llorar. Mi salud no cesa de llorar. Es allí cuando nos damos cuenta que esa no es la ruta más conveniente. Momento para reformular la solución. Pero antes…

¿Qué es la somatización de los problemas psicológicos?

Un ejemplo de somatización de los problemas psicológicos es cuando al haber discutido con alguien sentimos al cabo de un rato: dolores de cabeza, temblor en el cuerpo, tensión muscular, taquicardia, dolor de estómago, problemas respiratorios, entre otros múltiples efectos. Podemos discutir con otra persona o de repente estamos saturados de trabajo y, por no saber manejar la situación sentimos tensión en el cuerpo, dolor de cuello, dolores en la espalda, dolor de cabeza, presión alta, aceleración del ritmo cardiaco, etc. Y nos preguntamos “¿por qué siento estas molestias?”, sin advertir que el origen de todo ello es el malestar emocional. Las emociones desmedidas, los sentimientos negativos, los afectos desorganizados tienen un efecto correlativo en el cuerpo que perjudica la salud. Es así que, al ignorar esta cuestión, pensamos que la mejor solución es la de la farmacología, cuando en realidad la solución se acerca más a un proceso de autoconciencia como el caso de la psicoterapia personal. La terapia personal en Lima me ayuda a tomar consciencia de mis conflictos internos (verdadero origen de mis problemas de salud). Aquí el viejo proverbio “mente sana, cuerpo sano” se cumple. Solamente buscando el equilibrio emocional y afectivo voy a encontrar plenitud en la salud de mi cuerpo. Por el contrario, la mente se convierte en el verdugo del cuerpo.

Farmacología en problemas psicológicos

La farmacología es la ruta rápida para solucionar los problemas psicológicos. La psiquiatría la ha utilizado desde tiempos remotos, teniendo un éxito cuestionado, puesto que a veces puede llegar a ser contraindicativa (perjudicial para la salud). Por otra parte, se debe tomar en cuenta que en casos extremos como la tentativa de suicidio, la farmacología puede ser la solución más conveniente, ya que en ese contexto, la vida se antepone a cualquier otra cosa. Pero cuando no es así, debemos tener cuidado con caer en el uso innecesario y el abuso compulsivo de pastillas. Optar por la salida rápida de la farmacología es negarme la posibilidad de darle solución al verdadero problema que me tiene en conflicto. Además, la riqueza de experiencia que encuentro en un proceso de terapia personal es abismalmente más ventajosa que el atajo fácil del fármaco.

Articulos Relacionados.

Terapia para parejas tóxicas

Terapia para parejas tóxicas

Durante la terapia de pareja se piden muchos consejos generales para desintoxicar su relación o llevar el vínculo a otro nivel dado que en la actualidad las relaciones de pareja han alcanzado un nivel de toxicidad de manera creciente . Basándonos en las estadísticas 7 de cada 10 parejas se separan, hablamos de una cifra que llega al 70% y es inevitable preguntarnos cuál es la causa y cuáles son los consejos que se le daría a una pareja toxica en terapia.

Terapias para la ansiedad

Terapias para la ansiedad

La ansiedad es producto de una sobreactivacion, es un descontrol tanto de nuestro pensamiento como de nuestro cuerpo. Por lo que presentamos técnicas para ejercer control en el descontrol para provocar un estado de simbiosis y de paz. Es evidente que la cura para el descontrol es el control.

Relación Tormentosa

Relación Tormentosa

una relación tormentosa es sinónimo de un poco conocimiento interpersonal de ambas partes, dado que es la exposición pura de comportamientos automáticos negativos de ambos en una simbiosis melódica que desencadena en su efecto un malestar general para los dos integrantes de la relacion

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?