Depresión

Written by Ruben Espinoza

agosto 4, 2019

Una persona se siente abatida, pierde el sentimiento plácido de vivir, se siente desconectada consigo misma, se encauza en un mundo grisáceo y monótono. La vida de pronto pierde sentido, se torna en puro hastío y uniformidad lánguida (sin vigor). Hoy es igual que mañana, mañana es igual que pasado mañana y tal día será igual que ayer. Hay una suerte de asfixia en la temporalidad del sujeto (el tiempo personal de cada individuo). De pronto siente poca energía, una constante pesadumbre para vivir. El cuerpo pesa, las sábanas de la cama le envuelven en una infinita desesperanza fantasmagórica. El ser humano toca el fondo oscuro de LA NADA. El hogar se vuelve espeso, casi un espacio penitenciario en donde las ventanas son rejas carcelarias y en donde la soledad crece sin avisar, el sujeto cae en un aislamiento desértico, infértil y opaco, a donde la luz de la vida no llega. Los ritmos cardiacos bajan, van a destiempo de la fiesta de la vida. Las actividades que antes emanaban placer y júbilo reaparecen como odiosas y vacías. El sujeto ha caído en un puro nihilismo (rechazo a la vida), está deprimido.

¿Cómo funciona la terapia para la depresión?

La terapia para la depresión va a tener como finalidad aumentar el ritmo vital del sujeto. El psicólogo en Lima buscará que la terapia tenga un rumbo en el que se busque aprovechar la energía cohibida, retenida y almacenada del sujeto deprimido. El lapso de tiempo en el que la depresión se ha ido incubando en la vida psíquica y comportamental ha tenido como resultado el descenso de la potencia y actividad vital. Esta energía vital ha quedado retenida (taponeada se podría decir), el cauce de la energía vital ha quedado obstruido, como el río que pierde la fluidez de su cauce por haber sido contaminado por basura. A partir de una comparación de este ejemplo de la naturaleza (no nos olvidemos que el ser humano también es una criatura de la naturaleza) con la vida del hombre (el ser humano separado parcialmente de la naturaleza por su proceso de civilización) podríamos decir que la depresión es aquel acontecimiento en el cual la persona humana ha sufrido una disminución de su energía vital a causa de un obstruimiento.

Pero, ¿cuál es ese obstruimiento? ¿Qué impide que el vigor vital fluya? ¿Qué es eso que detiene la fuerza vital? La respuesta es diversa según el caso. Aquello que obstruye la energía vital puede ser la desesperanza en el futuro por falta de empleo, la desasimilación (no-asimilación) de la muerte de una persona querida, la ausencia de identidad personal al no haberse desarrollado una personalidad sólida, la convivencia familiar confusa, desorganizada y anárquica, la falta de amor, la violencia interpersonal que apoca y cohíbe la confianza en sí mismo, el entorno agresivo y hostil, la ausencia de vínculos de amistad y confraternidad, la marginación y discriminación social, entre otras muchas posibilidades. Como hemos visto, en síntesis de lo anterior, la depresión es el resultado de una vida desconectada, desarraigada, reactiva y de falta de brillo. La terapia para la depresión va a apuntar a restablecer la conexión con la vida, se encaminará a arraigar al sujeto a su realidad social, a darle suelo sólido donde pueda apoyar con fuerza sus pies y afirmarse a sí mismo como un sujeto con vigor telúrico (lo sacará de la atmósfera flotante, fantasmagórica y sombría –casi volátil- en la que vive el individuo). La terapia para la depresión buscará a partir de ello que la persona se reafirme ante los demás con tolerancia, respeto y libertad, camino que le permitirá afrontar la reactividad y violencia inevitable del mundo socio-político (la vida social y mancomunada) y como consecuencia se restituirá el brillo perdido de la vida, el cual, devuelve la esperanza prófuga que acompañará a la persona en su constante porvenir.

¿Cómo se da el tratamiento para la depresión?

El tratamiento para la depresión tiene etapas. En una primera etapa la terapia se va a centrar en comprender el estado actual del individuo a través del procedimiento metodológico del profesional (psicólogo en Lima), sin embargo esto no quiere decir que el terapeuta vaya solamente a registrar de modo anecdótico y biográfico la situación de la persona, más bien, se orientará a encontrar en el testimonio de la persona, en la destreza de su ojo clínico y en la escucha terapéutica la oportunidad para la cura, para el mejoramiento del sujeto, para el ejercicio terapéutico y para la restauración de la salud mental. De este modo las siguientes etapas van a consistir en el trabajo de la terapia en relación con la restauración vital del consultante a partir del trabajo en equipo. Consultante y terapeuta van a encaminarse a restaurar el sentido vital fugitivo. Los ejercicios de terapia, las técnicas catárticas (técnicas que buscan el desahogo emocional), la hospitalidad del psicólogo en Lima, el amor terapéutico incondicional y la aceptación de la persona en su situación harán que el rumbo del tratamiento para la depresión alcance su objetivo.

¿En cuánto tiempo puedo curar mi depresión?

El tiempo de la terapia para la depresión corresponde a diversos factores. Por ejemplo, el número de sesiones es un factor clave, una persona que lleve un tratamiento para la depresión cada 15 días no tendrá los mismos resultados de alguien que lleve una terapia para la depresión 2 veces por semana. Por otro lado, la terapia dependerá de la apertura de la persona que solicita el apoyo terapéutico así como de la destreza del psicólogo en Lima. Sin embargo, podríamos decir a modo general que una terapia para la depresión eficaz dura aproximadamente de 3 a 6 meses.

Articulos Relacionados.

Terapia para parejas tóxicas

Terapia para parejas tóxicas

Durante la terapia de pareja se piden muchos consejos generales para desintoxicar su relación o llevar el vínculo a otro nivel dado que en la actualidad las relaciones de pareja han alcanzado un nivel de toxicidad de manera creciente . Basándonos en las estadísticas 7 de cada 10 parejas se separan, hablamos de una cifra que llega al 70% y es inevitable preguntarnos cuál es la causa y cuáles son los consejos que se le daría a una pareja toxica en terapia.

Terapias para la ansiedad

Terapias para la ansiedad

La ansiedad es producto de una sobreactivacion, es un descontrol tanto de nuestro pensamiento como de nuestro cuerpo. Por lo que presentamos técnicas para ejercer control en el descontrol para provocar un estado de simbiosis y de paz. Es evidente que la cura para el descontrol es el control.

Relación Tormentosa

Relación Tormentosa

una relación tormentosa es sinónimo de un poco conocimiento interpersonal de ambas partes, dado que es la exposición pura de comportamientos automáticos negativos de ambos en una simbiosis melódica que desencadena en su efecto un malestar general para los dos integrantes de la relacion

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?